El retorno

Asamblea General de la OEA
Vigésimo noveno período extraordinario de sesiones
18 de abril de 2.002
Washington, D.C

Apoyo a la Democracia en Venezuela

(Resolución aprobada en la primera sesión plenaria y sujeta a revisión por la Comisión de Estilo)

La Asamblea General

CONSIDERANDO que el Consejo Permanente, en aplicación de lo prescrito por el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana y luego de analizar la situación creada en la República Bolivariana de Venezuela, aprobó la resolución CP/RES.811 (1315/02) y decidió convocar a un período extraordinario de sesiones de la Asamblea General;

TENIENDO EN CUENTA que la Carta Democrática Interamericana reconoce como elementos esenciales de la democracia representativa, entre otros, el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales; la celebración de elecciones periódicas, libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto como expresión de la soberanía del pueblo; el régimen plural de partidos y organizaciones políticas y la separación e independencia de los poderes públicos; y

TENIENDO PRESENTE el informe presentado por el Secretario General de la OEA, sobre la misión a Venezuela que le encomendará el Consejo Permanente con el objeto de investigar los hechos y emprender las gestiones diplomáticas,

RESUELVE:

1. Expresar satisfacción por el reestablecimiento del orden constitucional y del gobierno democráticamente elegido del presidente Hugo Chávez Frías en la República Bolivariana de Venezuela.

2. Manifestar la determinación de los Estados Miembros de seguir aplicando, con estricto apego a la letra y espíritu, y sin distinción, los mecanismos previstos por la Carta Democrática Interamericana para la preservación y defensa de la democracia representativa, reiterando el rechazo al uso de la violencia para sustituir a cualquier gobierno democrático en el hemisferio.

3. Respaldar la iniciativa del Gobierno de Venezuela de convocar de inmediato a un diálogo nacional, sin exclusiones, y exhortar a todos los sectores de la sociedad venezolana para que participen en el mismo, con sus mejores y más decididos esfuerzos a fin de lograr el pleno ejercicio de la democracia en Venezuela, con pleno apego a la Constitución, y tomando en cuenta los elementos esenciales de la democracia representativa contenidos en los artículos 3 y 4 de la Carta Democrática Interamericana.

4. Alentar al Gobierno de Venezuela en su voluntad expresa de observar y aplicar plenamente los elementos y componentes esenciales de la democracia representativa, como lo estipulan los artículos 3 y 4 de la Carta Democrática Interamericana.

5. Alentar al Gobierno y a todos los sectores sociales e instituciones de Venezuela, a desarrollar sus actividades respetando el estado de derecho, así como a la búsqueda de la reconciliación nacional.

6. Expresar satisfacción de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos haya aceptado la invitación que el Gobierno de Venezuela hiciera en septiembre de 1.999, para realizar una visita in loco a Venezuela que se efectuará en la primera semana de mayo del presente año.

7. Brindar el apoyo y la ayuda de la OEA que el Gobierno de Venezuela requiera para la consolidación de su proceso democrático.

8. Encomendar al Consejo Permanente de la Organización que presente un informe global sobre la situación en Venezuela al próximo período ordinario de sesiones de la Asamblea General.


En duda legalidad de Chávez

La juramentación por parte del presidente de la Asamblea Nacional, Willian Lara, de Diosdado Cabello como presidente de la República implica el reconocimiento por parte de éstos de que Hugo Chávez fue depuesto legalmente.

Este fue uno de los aspectos considerados en la reunión de las bancadas de oposición aliadas en Autonomía Parlamentaria, que hasta anoche no habían decidido si asistirán o no a la sesión plenaria de la Asamblea Nacional correspondiente al día de hoy.

Estiman que, por un lado, aún no hay garantías para su seguridad física, así como tampoco quieren caer en un debate desviado sobre los acontecimientos de la semana pasada. La decisión definitiva se tomará hoy en la mañana.

La bancada de Alianza Bravo Pueblo, por boca del diputado Freddy Lepage, expuso la necesidad de que la OEA determine el status constitucional de Chávez, pues es evidente su ilegitimidad al frente de la primera magistratura.

Explicó el diputado que la actuación del organismo hemisférico se basaría en los postulados de la Carta Democrática y argumentó que la juramentación de Diosdado Cabello implicó la admisión, como lo prevé el artículo 233 de la Constitución, de que se produjo la falta absoluta del mandatario.

Asimismo se expuso la ilegalidad en la que se incurrió durante la restitución de Chávez en el poder, pues en la Constitución no se prevé que ese acto se haga por vía de decreto, tal y como lo hizo Cabello al devolver la silla de Miraflores. De allí la necesidad de la consulta a la OEA. _EG



El pais virtual no sale de su asombro

Vuelta a la normalidad

En estos dos días, Chavez, ha vuelto a sus cadenas, donde nos contó, tal cual muchacho contando sus aventuras, como lavo los interiores y las medias, como los rescataron los paracaidistas, como lo pasearon por todo el país, contó también una historia, que para mentes simples, explica el problema de la renuncia  anunciada por el General Rincón y que luego no fue   renuncia, explica también el cuento de que Rincón fue  engañado y por eso se queda en su puesto. Pidió perdón por haber insultado en público a mucha gente, prometió cambiar de actitud, nos indico que era benevolente al mandar al fiscal que dejara ir para su casa a Carmona (intromisión en otros poderes), además de que ese es un derecho procesal de Carmona, dada su edad y el que aún, no encuentran de que acusarlo. En resumen, se puso el traje de oveja.

En contraste, José Vicente, Diosdado Cabello, la ministra del trabajo, algunos diputados oficialistas y demás talibanes, echan por tierra toda la intención de cambio del gobierno, al mostrar actitudes revanchistas, al menospreciar  las fuerzas que llevaron a la salida de Chavez, al no explicar la presencia de armas en dependencias del gobierno, al seguir creyendo que una parte del país que ellos llaman el "país  real", es superior al "país virtual", etc. etc.....seguimos en lo mismo.


Aqui seguimos


Tras los cañones perdidos

El milagro de resucitar, más rápido que Cristo, a los dos días, no fue, obviamente, por la pregonada naturaleza del brevüisimo gobierno de Carmona o por los censurables hechos de represión, intentos de linchamientos y detenciones arbitrarias ocurridas en menos de 24 horas. Tampoco a la actitud de Chávez. La lucha de intereses, el choque de ambiciones, la falta de claridad y de principios montaron el aquelarre.

ROBERTO GIUSTI

EL UNIVERSAL

Si algo quedó claro durante la rueda de prensa ofrecida ayer por el presidente Chávez es que la noche del 11 de abril se sintió derrotado y creyó que hasta allí llegaba su mandato. La confesión de que aceptó salir del país si le garantizaban su integridad no sólo nos revela postura de un hombre acorralado, sino la decisión de un militar que, una vez hecha la contabilidad de los cañones, entiende que atrincherarse en palacio y resistir ofreciendo combate resultaba un gesto completamente inútil.

La pregunta que surge, entonces, es: ¿a santo de qué un hombre rendido, aislado e incomunicado logra conjurar la situación, revertir la correlación de fuerzas y regresar triunfante al poder?

Primero es necesario aclarar que desde su regreso el presidente ha tenido varios deslices en las épicas y a veces conmovedoras narraciones de su breve y accidentado cautiverio. Es así como, por ejemplo, luego de afirmar que estuvo totalmente incomunicado, viendo estrellas y escribiendo poesía, reconoce que pudo ver por televisión a su fiscal, Isaías Rodríguez, defendiéndolo ante el asedio de los periodistas y a Ronald Blanco La Cruz, gobernador del Táchira, sufriendo la humillación de haber sido sacado a patadas de su residencia oficial. Eso no quiere decir que una confesión inevitable, por el gran número de testigos que presenciaron su actitud aquella aciaga noche, deje ser cierta, aunque no le resulte particularmente favorable a su imagen de soldado y ponga en evidencia la forma como en tres años de ejercicio del poder erosionó su ascendencia sobre el estamento militar, hasta el punto de provocar una asonada toda a línea.

Relata Chávez como perdió el Control de la 31 Brigada de Infantería y la forma en que el general García Carneiro, Comandante de la Guarnición de Caracas, debió huir del Fuerte Tiuna en un tanque AMX 30 ante el peligro de ser atacado por los insurgentes, quienes a esas alturas ya tenían el control total de la situación. Narra también el traslado de Lucas Rincón, desde Miraflores hasta el Fuerte Tiuna, con la intención de dilucidar qué era lo que querían los generales alzados para llamarlo luego y decirle que se estaban peleando por los cargos.

En definitiva, Chávez estaba cercado y el Plan B, resistir con los tanques que ordenó trasladar a Miraflores y morir peleando resultaba un acto de heroísmo inútil, incluso aun contando con el apoyo de Raúl Baduel, Comandante e la 42 Brigada de Paracaidista, cuya lealtad y valentía, a la postre, inclinarían la balanza a favor del depuesto presidente. Ahora, la peregrina tesis según la cual la mayoría de los generales fue manipulada por elementos civiles, esgrimida ayer por el presidente, lo que hace es revelar la magnitud y profundidad de la fractura que enfrentan las Fuerzas Armadas. Con casi ingenua sinceridad el presidente reconoce que la conspiración estaba tan organizada y se extendió de tal manera, que el día de la intentona llegaron a Caracas el general García Ordóñez, embajador en Bolivia y los agregados militares en Brasilia y Bogotá. De manera que si se quisiera someter a juicio, por rebelión militar, a la totalidad de los conjurados, tendría que procederse a una purga imposible de realizar porque provocaría una nueva rebelión y además, no alcanzarían los relevos para cubrir los puestos de comando vacantes.

No resulta extraña, entonces, la actitud de clemencia con que se prodigó ayer el presidente, cuya capacidad de perdón ha llegado al extremo de ratificar como Jefe del Estado Mayor Conjunto al Almirante Bernabé Carrero Cuberos, el mismo que la noche del golpe instaba a los oficiales leales a permanecer en sus respectivos comandos. Chávez también ha sido clemente con Lucas Rincón, quien, con sus tres soles empañados, y convertido en prisionero de sus subalternos, anunció la madrugada del viernes que el presidente había renunciado, sellando así lo que parecía una derrota definitiva.

Y aquí volvemos a la pregunta sin respuesta: ¿Cómo logró Chávez el milagro de resucitar, más rápido que Cristo, a los dos días? No fue, obviamente, por la pregonada naturaleza del brevísimo gobierno de Carmona o por los censurables hechos de represión, intentos de linchamientos y detenciones arbitrarias ocurridas en menos de 24 horas. Tampoco, se debió, como se ha visto, a la heroica actitud de Chávez. La tesis del autogolpe no tiene ningún asidero y la de que Estados Unidos propició su come back, se sustenta en una sola evidencia: la presencia de un avión con siglas de ese país en La Orchila. Fue así como la lucha de intereses, el choque de ambiciones, la falta de claridad y de principios, convirtieron la noche de los generales en un verdadero aquelarre. Por otro lado estaba un gobierno cuya composición excluyente (empresarios, militares, individualidades de la Cuarta República) dejó por fuera partidos, sociedad civil y organizaciones no gubernamentales, quedándose sin piso político ni apoyo social. En ese archi-piélago de contradicciones apareció, rebelde y decidido, el General Baduel y por la tarde las masas chavistas. Así, un desconcertado Chávez fue repuesto en el poder por unos rebeldes aun más descncertados. ¿Por cuánto tiempo será? Me imagino que durante el tiempo que le lleve a los generales ponerse de acuerdo. Es decir, no se sabe.


 

La CTV por el referendo consultivo

En cuanto al futuro inmediato de la nación el secretario general de la CTV, Manuel Cova, dijo que 'es evidente la confrontación entre los venezolanos, pero, lo que es peor, ésta se hizo más evidente en el seno de la Fuerza Armada Nacional'. Explicó el papel efímero de la máxima central obrera en el gobierno de transición y explicó que los representantes de los trabajadores no participaron porque el decreto transgredía la Constitución.

GUSTAVO MENDEZ

EL UNIVERSAL

'Ni un paso atrás'. Con el eslogan que guió la marcha del 11A, el Comité Ejecutivo de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) asintió su postura en pos de la lucha laboral, en medio de la crisis de gobernabilidad.

El secretario general de la CTV leyó el pronunciamiento de la dirigencia cetevista, que invita al Ejecutivo a cumplir sus palabras de unión y rectificación para saldar las peticiones de los sindicatos en cuanto al salario mínimo, discusión de las convenciones colectivas, sistema de seguridad social y pasivos laborales, y la apertura de la Comisión Tripartita.

En cuanto al futuro inmediato de la nación reflexionó sobre la diáspora de la sociedad, 'es evidente la confrontación entre los venezolanos, pero, lo que es peor, ésta se hizo más evidente en el seno de la Fuerza Armada Nacional', dijo este lunes.

En respuesta a la crisis de gobernabilidad generada a partir del 11A, Manuel Cova repitió la postura sindical de convocar un referendo consultivo 'para que el pueblo exprese democráticamente si quiere o no que el actual gobierno continúe dirigiendo los destinos del país'.

En cuanto al papel de la CTV en el efímero gobierno de transición aclaró que no participaron en su formación, 'y tampoco en la redacción del decreto, porque éste transgredía la Constitución. Por eso, también, hemos solicitado al Gobierno el abandono de su política autoritaria'.

Más adelante, el dirigente hizo hincapié en el llamado de reconciliación del presidente Chávez y en razón de ello exigió la libertad de todos los civiles y militares detenidos por el régimen, así como 'el cese del acosamiento a las casas sindicales, a periodistas y medios de comunicación por parte de los círculos bolivarianos', además de 'la apertura inmediata del diálogo tripartito para analizar la problemática laboral', y garantizar la apertura de juicios a los responsables de los crímenes del 11A pasado para allanar la paz social del país.

Pese a que se considera que el Gobierno se fortaleció con el retorno de Chávez, Manuel Cova disiente de esa postura, y más aun, anunció la convocatoria de la tradicional marcha del 1 de mayo, como gesto de reafirmación de la lucha sindical ante el patrono.

'Es una celebración histórica que permitirá plantear la vigencia de la protesta obrera', manifestó.

MAS exige destitución de Cabello

ELVIA GOMEZ

EL UNIVERSAL

El Comité Ejecutivo Nacional del MAS acordó insistir en la vía electoral como el mecanismo más idóneo 'para salir del túnel de la confrontación social', explicó el jefe de esta bancada en la Asamblea Nacional, Luis Longart.

La dirección nacional aprobó un amplísimo comunicado, en el que expresan que 'el llamado a la conciliación acogido con escepticismo' sólo puede demostrar su veracidad en los hechos. De este modo, el MAS hace una serie de exigencias para poner a prueba la voluntad de diálogo, incluyendo la destitución del vicepresidente de la República, Diosdado Cabello y del ministro de Relaciones Interiores, Ramón Rodríguez Chacín, 'sujetos a investigación directa por los asesinatos ocurridos'. También solicitan la destitución del fiscal general de la República y del defensor del pueblo por la Asamblea Nacional.

Longart dijo en nombre del MAS que 'persistimos y perseveramos en nuestra línea política' en el convencimiento de que 'el país está dividido y polarizado y que el responsable de ese grado de conflictividad es el Presidente Chávez'.

De modo que mantienen su respaldo a la iniciativa de la sociedad civil organizada que promueve el referéndum consultivo que señale quién tiene la mayoría.

'Si Chávez dice que él tiene la mayoría, bueno, que la compruebe, que la demuestre. Esa es la única manera de salir de este problema'.

El MAS exigen la desmovilización de los círculos bolivarianos 'que han servicio como instrumento de enfrentamiento y confrontación con la gente', dijo Longart.

También solicitan 'que se establezca una comisión de la verdad, autónoma, para investigar todo los sucesos, los muertos y heridos del 11 de abril y que haya una amnistía general, similar a la que el propio Presidente recibió.

Longart señaló que la amnistía es la que puede poner fin al enfrentamiento. 'Así como hay una porción del país que está con Chávez, existe también una porción de la FAN que está con él, pero otra que lo adversa'. También exigen el cese de la tolerancia con la guerrilla y el respeto a la libertad de expresión.


EEUU recomienda tolerancia a Chávez

Un funcionario del Ejecutivo norteamericano acusó al gobierno de Chávez de ordenar a sus fuerzas armadas que dispararan contra manifestantes de la oposición el pasado jueves 11 de abril, 'una orden tan inmoral e ilegal que el Ejército se negó a cumplirla'. Además, llamó al mandatario a reflexionar sobre su relación con los países vecinos, así como con movimientos radicales y regímenes fracasados del mundo.

Washington.- Estados Unidos se negó a reconocer la legitimidad del gobierno del presidente Hugo Chávez.

El Departamento de Estado dijo que el retorno de Chávez a la Presidencia, después de dos días de alteración del orden constitucional en Venezuela, no significaba un restablecimiento pleno de la democracia, acotó Reuters.

'Chávez fue elegido democráticamente. Ganó una mayoría de los votos. Sin embargo, la legitimidad es algo que se basa no solamente en una mayoría de votos', dijo un alto funcionario del gobierno del presidente George W. Bush.

Washington no pudo esconder su satisfacción cuando el Alto Mando militar venezolano obligó a Chávez a abandonar la Presidencia a raíz de incidentes de violencia durante una marcha opositora.

Pero el gobierno de Bush se vio sorprendido cuando la situación se dio vuelta y los partidarios de Chávez lograron reinstalarlo en la presidencia.

La administración Bush insistió en que Chávez debe reflexionar y rectificar sus acciones, así como escuchar a sus opositores.

'Queremos ver un retorno a la democracia... Nos preocupan los aspectos de la democracia en Venezuela que estaban sufriendo, las amenazas contra la prensa y contra los partidos políticos independientes, y la necesidad de buscar soluciones a las diferencias políticas a través del diálogo', dijo el portavoz del Departamento de Estado, Philip Reeker.

'Lo importante ahora es que el presidente Chávez se concentre en el pluralismo y la tolerancia', dijo por otro lado el portavoz de la Casa Blanca, Ari Fleischer, quien señaló que la situación en Venezuela sigue siendo 'algo fluida'.

Washington se negó a considerar la salida de Chávez como un golpe.

'Normalmente en un golpe los militares asumen el gobierno y los militares no asumieron el gobierno en Venezuela', insistió el alto funcionario.

Por otro lado, un funcionario del Ejecutivo norteamericano que pidió el anonimato afirmó que el gobierno de Chávez ordenó disparar contra manifestantes de la oposición el jueves pasado.

Además, el funcionario llamó al mandatario a reflexionar sobre los motivos que lo llevaron a dar esa orden 'tan inmoral e ilegal'.

'Una de las cosas que creo que debe reflexionar es qué lo llevó a ordenar que su pueblo fuera asesinado por sus propias fuerzas armadas, una orden tan inmoral e ilegal que (el Ejército) se negó a cumplirla', dijo el funcionario.

'También creo que debe reflexionar sobre su relación con los (países) vecinos, movimientos radicales y regímenes fracasados del mundo', dijo.

Fuentes de inteligencia en Venezuela y Washington señalaron que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el Departamento de Estado norteamericanos podrían haber estado involucrados en los eventos que tuvieron lugar en Caracas entre el 5 y el 13 de abril.

Chávez podría reforzar su base política si puede probar que EEUU se vio involucrado en los intentos para derrocar su régimen. Esto le daría además un gran impulso a su liderazgo y credibilidad entre grupos populistas y nacionalistas de Latinoamérica que ven a Washington como una amenaza, según Stratfor.com

Por otra parte, los gobiernos miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) dijeron estar satisfechos con el regreso de Chávez a la Presidencia venezolana, aunque hicieron votos por el regreso a la calma en las calles.

A pesar de que algunos de sus ministros se apresuraron a dar la bienvenida al fugaz gobierno de Pedro Carmona, el presidente Andrés Pastrana celebró el retorno del orden constitucional en Venezuela.

En representación de la Unión Europea (UE), el ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Piqué, aseguró que la división entre los venezolanos que han demostrado los últimos acontecimientos 'obliga a un proceso de diálogo y concordia entre todos los sectores' de la sociedad.